Early Learning Montessori

En Golden Valley, los niños en sus primeros años se esfuerzan por llegar a ser individuos seguros de sí mismos, independientes y conscientes.  Las experiencias cotidianas proporcionadas promueven habilidades de la vida real y académica que se pondrán al servicio de la familia, la escuela, el país y el mundo en general.

El Centro de Aprendizaje Temprano ofrece un programa educativo integral a través de estrategias educativas centradas en cinco áreas básicas en el aula Montessori:

  • Vida Práctica
  • Cultura
  • Sensorial (geografía, botánica, música)
  • Idioma
  • Matemáticas

Nuestro programa de Aprendizaje Infantil Montessori es reconocido por el Ministerio de Educación y fortalecido por los programas institucionales de Golden Valley.

Los niños desarrollan habilidades a través del trabajo diario, el respeto y el amor. Durante sus sesiones con materiales especializados, los alumnos ponen en práctica las actitudes necesarias para comunicarse, relacionarse e interactuar con los demás, y adaptarse a diferentes situaciones.

El apoyo de maestros y padres es esencial en las etapas de desarrollo y aprendizaje temprano para supervisar y guiar a los niños a medida que experimentan sus primeros años de vida escolar.

Aunque la edad para entrar a la escuela preescolar por primera vez varía de escuela en escuela, los niños en Golden Valley Early Learning tienen un año y tres meses de edad o más.  El niño utiliza material de los primeros años para ayudar a desarrollar la concentración y los hábitos de trabajo necesarios para realizar ejercicios más avanzados.

Los niños continúan en los salones de Montessori e Inglés a partir de los 3 años de edad, y entran a la escuela preparatoria a los 5 años y medio de edad.

En Golden Valley School, la educación se basa en la integración de los valores humanos y el respeto por la capacidad de cada individuo en cada etapa de desarrollo.

El ambiente del salón de clases Montessori está diseñado para la comodidad de los niños. Los materiales están ubicados en estantes bajos para facilitar el acceso.

Matemáticas: El niño desarrolla el pensamiento lógico-matemático a través de conceptos numéricos, relacionando símbolos numéricos con cantidades, introducción al cero, conteo lineal, introducción al sistema decimal y operaciones básicas como suma, resta, multiplicación, división. Todo esto es posible a través de ejercicios preliminares en otras áreas.

Idioma: A través de cuentos e imágenes, los niños adquieren lenguaje y enriquecen su vocabulario, sirviendo como una herramienta para expresar sentimientos, comunicar necesidades y desarrollar ideas.

Cultura: El niño reconoce, respeta y ama la naturaleza a través del diálogo, experimentos y ejercicios diseñados para ayudar a los estudiantes a acercarse a su entorno.

Vida Práctica: Los estudiantes realizan ejercicios de la vida diaria como barrer, desempolvar y lavar. Estos ejercicios ayudan a desarrollar la coordinación visual y motora, las habilidades motoras finas, las relaciones sociales, así como a promover el cuidado de los demás y del medio ambiente.

Sensorial: A través del uso de los sentidos, el niño aumenta sus percepciones con imágenes y sensaciones, desarrollando una mayor apreciación por la naturaleza y el arte. Materiales sensoriales específicos dan al niño la oportunidad de explorar su entorno.

Acceso Padres

Suscríbase a nuestro boletín informativo